Estudia, Trabaja y Vive en Estados Unidos

Los visados de dependientes para Estados Unidos

Artículo originalmente publicado en US Spain Executives Community: Los visados de dependientes

Dependiendo del tiempo que quieras estar en Estados Unidos y lo que vayas a hacer allí, es muy posible que necesites un visado.

Existen tres grandes tipos de visados:

  • Turismo. Ciertos países, entre ellos España, están exentos de visado para estancias de menos de 90 días a través del programa ESTA. Si no se cumplen los requisitos, es necesario obtener el visado B. El ESTA también es válido para pequeñas actividades comerciales como visitas a clientes o ferias.
  • Estudios. Son los visados F, M y J. Permiten residir durante los estudios y bajo ciertas condiciones, también permiten trabajar durante cierto tiempo.
  • Trabajo. Hay diversos tipos dependiendo de la situación personal y de la empresa. Para profesionales y ejecutivos que son desplazados por su empresa o filial, las opciones suelen ser el visado L-1 o E-2, aunque, en ciertos casos específicos, se puede optar a otras opciones como la A, G, I o incluso la Green Card. La elección del más adecuado depende de varios factores, como la estructura de empresa, la actividad, la inversión realizada, etc. Ya que son solicitudes complejas, es recomendable planificarlo con la ayuda de abogados especializados.

 

Un aspecto importante a considerar, para la conciliación familiar, es qué visado recibiría el (o los) acompañante(s) (pareja e hijos). Normalmente se requiere que la pareja esté legalmente casada para obtener un visado de acompañante o dependant.

Estos visados dependen del principal, es decir, permiten residir a los acompañantes mientras que se cumplan las condiciones para el visado principal. Los más habituales para los dependientes de ejecutivos desplazados son el L-2 o el E-2, que tienen la ventaja de permitir trabajar libremente al acompañante (aunque no a los hijos), en una empresa americana. Que el acompañante pueda trabajar en Estados Unidos es un aspecto muy importante, no sólo para su desarrollo personal y profesional, sino también para hacer frente a los importantes costes de vida en EEUU.

El permiso de empleo es algo adicional e independiente del visado, y se suele solicitar después de la obtención de este. El proceso no es inmediato, ya que hay que solicitar el permiso al U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS), rellenando el Form I-765. Si se concede, lo cual no suele ser complicado para los dependientes del L-2 o del E-2, el permiso se materializa en una tarjeta física llamada Employment Autorization Document (EAD Card).

No todos los visados de acompañante permiten trabajar al dependiente, y además es algo que puede cambiar según los reguladores. Por ejemplo, los visados de acompañantes de estudiantes (F o J) no lo permiten, o la visa de trabajo H-1B (cuyos acompañantes reciben el H-4) sólo empezó a permitirlo en ciertos casos a partir del 2015. De cualquier forma, la decisión última es del USCIS, que tiene que aprobar el permiso y emitir la EAD Card. La tarjeta y la aprobación puede tardar varias semanas.

La EAD Card es importante y es un gran paso, ya que es una prueba clara de que se tiene derecho a trabajar. Las empresas americanas sólo pueden contratar a personas que estén autorizadas, si no, estarían contratando ilegales y arriesgándose a importantes multas. Incluso es ilegal contratar a un trabajador y que la empresa no verifique que tiene autorización para trabajar (con el Form I-9 o el programa e-verify). También es ilegal que subcontrate trabajos a otras empresas que tienen trabajadores ilegales. Y como las leyes en Estados Unidos se respetan y se hacen cumplir, los empleadores tienen gran aversión y miedo a contratar cualquier persona que no tenga permiso, más cuanto mayor es la empresa y más profesional es el puesto. No obstante, el trabajo ilegal existe, pero queda relegado a trabajos de bajo nivel y siempre con el riesgo de acabar en deportación.

La EAD Card simplifica la comprobación del derecho a trabajar y es ampliamente aceptado por los departamentos de RRHH, si bien, el derecho a trabajar se puede justificar con otros documentos válidos como explica el propio formulario I-9, por ejemplo, con el pasaporte americano o la Green Card.

Respecto a los hijos, usualmente todos los visados les permiten estudiar sin problema y sin formularios adicionales. La cosa puede cambiar cuando cumplen 21 años, momento en el que dejan de ser considerados dependientes y, para seguir residiendo en el país, deben aplicar a otro tipo de visado en función de lo que vayan a hacer. Si siguen estudiando, lo normal seria un visado F, M o J. Sería una aplicación nueva, y el tiempo que ya se ha residido prácticamente no contaría.

Leer

Entender los visados para Estados Unidos

Dependiendo del tiempo que quieras estar en Estados Unidos y lo que vayas a hacer allí, es muy posible que necesites alguno de los diferentes tipos de visados.

Los diferentes tipos de Visados se denominan con letras y los subtipos añadiendo números, por ejemplo, H-1, A-2, EB-5, etc. Y hay al menos más de 10 tipos distintos, cada uno con sus derechos y obligaciones. La Visa será un papel que pegarán en tu pasaporte, con unas fechas de validez independientes a la validez del propio pasaporte. Puede ocurrir que tengas la Visa en un pasaporte caducado, tendrás que consérvalo en todo caso.

Como idea general, cuanto más tiempo y más derechos da un visado, más difícil es de conseguir. Por ello, la primera pregunta que hay que hacerse es ¿cuánto tiempo quiero estar y qué quiero hacer en Estados Unidos?

Existen tres grandes tipos de visados:

  • Turismo. Ciertos países están exentos de visado para estancias de menos de 90 días a través del programa ESTA. Si no se cumplen los requisitos, es necesario obtener el visado B.
  • Estudios. Son los visados F, M y J. Permiten residir durante los estudios y bajo ciertas condiciones, también permiten trabajar durante cierto tiempo.
  • Trabajo. Hay diversos tipos dependiendo de la situación personal y de la empresa, pero en general, son difíciles de conseguir si no se planifica adecuadamente. En esta categoría está el visado H, O, L o E.

Todos ellas se consideran non-immigrant visas, ya que están pensadas para personas que, en principio, van a estar un tiempo en el país (aunque sea años) y no tienen la intención de emigrar de forma permanente. El nombre no es muy afortunado, ya que muchos se consideran, en realidad, emigrantes. La única immigrant visa es la Green Card.

La Green Card es la única forma (junto con la ciudadanía) de poder residir en el país de forma indefinida y con todos los derechos. Se puede conseguir por familia (por ejemplo, matrimonio con alguien que la tenga o sea ciudadano), lotería (el Diversity Program) o trabajo, en este caso, solicitándola con la ayuda de un abogado especialista.

Para ayudarte a decidir cual es la visa que mejor se adapta a tu situación, hice un esquema que cubre las principales categorías y requisitos.

 

5 pasos para estudiar en EEUU

Una de las formas más realistas para emigrar a Estados Unidos es empezar por estudiar. Aparte de mejorar el idioma y formarte en algunos de los mejores centros del mundo, te permitirá disfrutar de la visa F o J, que te dará acceso a poder trabajar de forma legalcomo mínimo un año, bajo el OPT (Optional Practical Training).

Acceder a una universidad americana no es fácil, por el complejo proceso de aplicación, los altos costes y la gran competencia entre estudiantes para entrar. Todo el proceso puede tomar alrededor de un año y medio, desde que se toma la decisión, hasta que empieza el curso académico. Es necesario planificarlo con tiempo y de forma detallada.

  1. Busca los centros adecuados para ti. Entre la multitud de opciones, tienes que seleccionar el programa educativo adecuado y el centro universitario que se ajusta a tus intereses, presupuesto, zona geográfica, etc. Lo ideal es seleccionar entre 5 y 10 para solicitar el ingreso. Tu universidad puede ayudarte en este sentido, ya que existen algunos programas de doble titulación o intercambios
  2. Solicita las notas pasadas y pide referencias a profesores. Es algo que te pedirán en todas las solicitudes y que puede tomarte cierto tiempo en conseguir.
  3. Prepara los exámenes necesarios. Las universidades suelen requerir una prueba de inglés que se denomina TOEFL, y dependiendo de lo que vayas a estudiar, alguna prueba de nivel como el GRE, el GMAT o el SAT. Aprende más sobre los exámenes necesarios en este otro post.
  4. Envía la aplicación. Cada centro entre los que selecciones requerirá su aplicación y el envío de bastante documentación. Destaca el Statement of Purpose, una carta explicando las razones que tienes para acceder al programa, que tiene mucho peso en la decisión final.
  5. Elige universidad y solicita el visado. Entre todas las aplicaciones, si lo has hecho correctamente, seguro que conseguirás la admisión en algún centro. Ellos te proporcionarán el documento I-20, necesario para obtener el visado en el Consulado o Embajada Americana de tu país.

Estudiar en una universidad americana es una experiencia única que te abrirá muchas puertas, pero es una decisión compleja, por los costes que tiene y la cantidad de años que requiere.

Leer

5 pasos para trabajar como ingeniero en Estados Unidos

La profesión de ingeniero en EEUU es sustancialmente diferente a España u otros países latinoamericanos. Los requisitos para ejercer como ingeniero son distintos ya que se necesita una ‘licencia’ para poder firmar proyectos. Dichas licencias son concedidas por las Administraciones de los Estados y por tanto no existen Colegios profesionales como en España. Tampoco es necesario el visado de los proyectos, ya que la licencia valida o garantiza que el ingeniero que lo firma es competente, ya que además asume toda la responsabilidad civil y penal por ello.

Leer

Como ser admitido en una universidad americana

Las universidades americanas no suelen admitir a todos los estudiantes que solicitan plaza, sino que seleccionan a aquellos candidatos que más se ajustan a sus estándares o requisitos. El caso más complicado es el de la universidad de Harvard, que, en el año 2011, únicamente el 7% de los 35.000 estudiantes que solicitaron plaza, logró ser aceptado (www.harvard.edu).

Por esta razón, no es recomendable solicitar admisión en tan sólo una o dos universidades. Elegir al menos entre cinco y diez universidades americanas es la mejor estrategia para asegurarse plaza en alguna universidad americana.

Leer

Condiciones de trabajo en Estados Unidos: dinero y motivación

Las condiciones de trabajo en Estados Unidos, nada tienen que ver con las de otras partes del mundo. En este caso, la legislación da mucha más libertad a las empresas para gestionar las condiciones laborales de los empleados. El hecho de que sea un sistema muy capitalista y la ausencia de un seguro médico universal, conllevan a que cada empresa decida que exigirá a sus trabajadores y cómo les compensará. Es normal negociar el sueldo, el horario de trabajo, los días de vacaciones, el seguro médico o la pensión privada (401K).

Leer

Declaración de la renta en EEUU para estudiantes

Si has estudiado o trabajado en EEUU con visa F, J, Q o M, es posible que tengas que hacer la declaración de la renta (income tax return) incluso aunque no hayas recibido ningún ingreso. Hay numerosos preparadores o gestores que lo pueden hacer cobrando (en torno a 50-100$) e incluso la propia universidad suele ofrecer asesoramiento gratuito. En general, los programas guiados tipo TurboTax u otros, no sirven para estudiantes internacionales puesto que no contemplan los formularios para non-resident de la renta americana. Incluso su uso puede llevar a presentar formularios equivocados y reclamaciones posteriores por el IRS (la Hacienda Americana).

Leer

El Credit History: ¿eres buen pagador?

En Estados Unidos cada persona construye su credit history o historial de crédito, que se usa para casi todo lo que quiera contratar en su vida, ya sea un seguro médico, un préstamo hipotecario o incluso un plan de Internet.

Los americanos, desde muy jóvenes, suelen pedir préstamos para financiar diversos gastos como coche o estudios y, con ello, empiezan a constituir su historial de crédito o credit history. Dicho historial es como la vida laboral en España, pero en este caso se refiere a la vida de pagos del individuo. En él, aparecen todos los pagos a crédito que la persona ha realizado en su vida cuando ha contratado cualquier tipo de servicio, y refleja si pagó a tiempo o no, puntuando cada operación y dando como resultado un número que refleja lo buen o mal pagador que és.

Leer

Becas para estudiar en Estados Unidos, una buena opción

Estudiar en Estados Unidos supone un coste elevado, pues tiene un valor añadido, las expectativas de sueldo. Y es que en realidad funciona como una inversión a largo plazo, el nivel de estudios define el sueldo y el tipo de empleo al que las personas pueden optar en Estados Unidos. De todas formas, el mayor obstáculo para emigrar y comenzar estudios en Estados Unidos es el método de financiación, ya que se requiere al estudiante extranjero demostrar que puede financiarse no sólo los costes universitarios, sino también los gastos de alojamiento y manutención por al menos un año. En este sentido, las becas se convierten en la mejor opción para poder costearse todos los gastos.

Leer

Elegir programa de estudios

Estados Unidos ofrece una amplísima variedad de programas de estudios. Y es que, Estados Unidos se caracteriza por su especialización. Este, es uno de los motivos que ha llevado a este país a ser la primera potencia económica del mundo. Por esta razón no sólo se encuentran varios campos de estudio en las universidades, sino también súper especializaciones dentro de cada uno de los campos de estudio.

Por otro lado, los muy diferentes nombres de los programas de estudios que, en ocasiones, en nada se parecen a los títulos universitarios españoles o europeos, complican la elección de un programa adecuado a cada perfil.

Leer

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

Debido a la nueva normativa europea de proyección de datos (GDPR) es necesario que acepte nuestra política de privacidad para que podamos seguir prestando el servicio con normalidad. Consulte nuestra política de cookies y de privacidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Sabes ya qué visado te corresponde?
Suscríbete y descarga un esquema para saber qué VISA es mejor en tu caso.
Escribiendo tu email y pulsando en el botón, das tu consentimiento a recibir correos promocionales de lifexpandUSA, según la normativa GDPR. Lee nuestra política de privacidad para más información.